Las 7 habilidades más buscadas en un Jefe de Proyectos

Javier Torres

3 MIN

Conectter Blog

Un jefe de proyectos es un recurso valioso para cualquier organización. Posee un perfil con cualidades que le permiten delinear el mejor rumbo al cumplimiento de los objetivos de la empresa y conducir a su equipo hacia el éxito.

Estas son las habilidades de un jefe de proyectos que encajan con el perfil ideal.

1. Liderazgo

Un jefe de proyectos debe asumir y desarrollar el rol de líder. Esto es indispensable para formar equipos de alto desempeño y lograr la compenetración de todos los miembros, entendiendo que están trabajando por un objetivo común.

2. Trabajo en equipo

Es necesario que un jefe de gestión conozca a su equipo, confíe en las destrezas de cada uno, y aprenda a delegar. De este modo, su equipo se comprometerá con el proyecto y podrá empoderarse con responsabilidad de sus funciones.

3. Organización

Una de las competencias de un jefe que es clave en la gestión de proyectos es la organización. Es necesario que sea metódico y sepa administrar eficientemente el tiempo, las energías y recursos, para alcanzar los objetivos corporativos. En este sentido, es valioso que cuente con herramientas y habilitadores que le permitan tener siempre un panorama completo del proyecto.

4. Habilidades blandas

Entre las habilidades de un jefe de gestión, las habilidades blandas juegan un papel fundamental. En un proyecto pueden participar diferentes áreas con distintos roles y es tarea del jefe de proyectos comunicarse efectiva y empáticamente para que todos los recursos estén alineados y avanzando en la misma dirección, sin que se entorpezca el flujo de trabajo habitual.

Además, debe velar por que los intereses y objetivos de un área no entren en conflicto con otra, conciliando las relaciones entre los trabajadores que ocupan el proyecto y motivándolos a conservar el entusiasmo hacia los objetivos que se persiguen.

5. Planificación

El Jefe de Proyectos debe asegurarse de que los tiempos no se prolonguen y de que el presupuesto sea igual o menor al planificado. Además de usar una herramienta de gestión que le permita detectar cualquier alerta y mantener en el radar los diferentes hitos y riesgos asociados al proyecto.

6. Toma de decisiones    

Para poder evaluar el impacto que pueden tener las decisiones en un proyecto, es necesario tener un cuadro completo del estatus del mismo, las actividades en curso, el tiempo y presupuesto planificados versus el real, las desviaciones y los riesgos que se han identificado.

Una mala decisión puede poner en jaque al proyecto, así como una buena jugada puede ayudar a la consecución de los objetivos. Tomar decisiones inteligentes dependerá en buena medida de las herramientas con las que se disponga. Un workflow completo y organizado, dashboards automatizados en tiempo real y una buena integración de datos y herramientas, pueden hacer una gran diferencia en los resultados.

7. Adaptabilidad tecnológica

Otra de las competencias de un jefe de proyectos es la adaptabilidad tecnológica. Mes a mes, nuevas herramientas aparecen para simplificar y agilizar las actividades, automatizar tareas iterativas, mejorar los tiempos del proyecto y garantizar el cumplimiento de los hitos planificados. En esta era tecnológica, conocer y aprender a utilizar estas herramientas en favor del proyecto es una de las habilidades más valoradas por las organizaciones.

Un buen jefe de proyectos es un líder que orquesta las decisiones, recursos y esfuerzos, hacia un objetivo en particular. Es un profesional capaz de encaminar el flujo de actividades en la mejor dirección, basándose en las lecturas de flujos, gráficos y datos reales. Contar con la herramienta adecuada, le permitirá explotar sus habilidades y llevar al éxito cualquier proyecto que se le asigne.

Suscríbete a nuestro Blog

¡Forma parte de nuestro Newsletter! 

PMO_1-1

Post relacionados: