Conectter

Ir a Conectter

Gestión Inteligente de Proyectos 

Innovación: ¿Cómo la definimos?

Jan 16, 2020 8:18:13 AM / by Javier Torres

Innovation-IESE

¿De qué hablamos cuando hablamos de innovación? Es una palabra que hoy en día está en todos lados, y que a su vez, puede tener muchas interpretaciones. Aún así, las opiniones coinciden en que  la innovación viene del genuino deseo de mejorar la experiencia del cliente y así distinguirse de la competencia.

 

La mayoría de las empresas invierten en iniciativas en un amplio marco de riesgo, y por lo tanto, de recompensa. Y así, nos encontramos con capas que van complejizándose según el modelo y el riesgo que se está dispuesto a tomar.

 

Las opciones son amplias y por lo mismo, la innovación no tiene una sola definición, ni un solo objetivo. Pero sí podemos agruparla en diferentes categorías que dependerán del tipo de empresa y del negocio:

 

Innovación transformacional

Diseñada para crear nuevas ofertas o productos que puedan atender nuevos mercados y necesidades. Suele ser una solución radical que utiliza tecnología innovadora y crea cambios que nunca imaginamos.

 

Generalmente, esta innovación es de alto riesgo, lo que a su vez podría traer una alta recompensa. Son proyectos a largo plazo basadas en investigaciones, en una comprensión más profunda de los clientes y también con algo de intuición para desarrollar mercados que aún no están maduros. Si el mercado cambia (y las estrellas se alinean), el producto estará listo para generar cambios sociales.

 

Esta es, quizás, la parte sexy de la innovación; la que llena las redes sociales y los medios de comunicación, tal como los autos sin conductor de Google y los cohetes de SpaceX. Son innovaciones que generalmente llegan a cambiar las reglas del juego.

 

nota4_2

 

Innovación incremental

En el otro extremo del espectro está la innovación que busca optimizar los productos que ya existen, para los mercados que ya funcionan. Es decir, se trata de hacer lo mismo pero mejor: más eficiente, continua y sustentablemente.

 

Por ejemplo, el primer iPhone fue una revelación, pero ha tenido mejoras constantes tales como la App Store, la cámara y el ecosistema que combina todos los dispositivos de la marca.

 

Para lograrlo efectivamente la clave está en conocer y entender a nuestros clientes y sus exigencias. Y como vivimos en un mundo que cambia constantemente, nunca podemos dejar de escuchar atentamente lo que está pasando allá afuera.

 

Innovación adyacente

A menudo hay oportunidades para aprovechar un producto o proceso ya existente, en nuevos mercados. Amazon es un ejemplo de esto; una plataforma que empezó vendiendo libros en línea aprovechó su capacidad logística y su misma vitrina, y ahora ofrecen desde productos sencillos hasta ser uno de los proveedores de servidores más importantes del mundo, pasando por la transmisión de videos, música y libros electrónicos, con un conjunto de dispositivos electrónicos para entretenimiento.

 

Es decir, cuando buscamos un nuevo mercado para algo que ya estamos haciendo bien, hablamos de innovación adyacente. Esta permite a una empresa aprovechar las capacidades existentes, pero a su vez los obliga a poner esas capacidades a nuevos usos. Requieren una visión nueva y patentada de las necesidades del cliente, las tendencias, la demanda, la estructura del mercado, la dinámica competitiva y las tendencias tecnológicas, entre otras variables del mercado.  

 

Hoy en día la innovación está bastante instalada en las empresas (podemos encontrar cientos de ejemplos de empresas que se negaron a innovar y desaparecieron). Pero eso no es todo, también vemos que los esfuerzos de innovación están mutando hacia una transformación total. Si bien en el pasado, a las carteras de innovación se les asignaba un 70% incremental, un 20% adyacente y un 10% transformacional, ahora vemos un énfasis del 50% en las categorías adyacentes y transformadoras. Y un poco más allá: las empresas más maduras tenían una inversión del 60% en estas dos últimas.

 

Es importante agregar que, independiente del tipo de innovación que estemos viviendo, el mayor apoyo viene desde los líderes. Los equipos más innovadores son cognitivamente diversos, pero también, psicológicamente seguros.

Tags: Innovación

Javier Torres

Written by Javier Torres

Co-founder de Conectter y amante de la tecnología aplicada en los negocios